La difícil conciliación laboral y familiar en tiempos de crisis

Más de la mitad de las madres y los padres con un empleo remunerado fuera de casa reconocen que les cuesta conciliar su faceta profesional con su vida familiar, en especial en lo que concierne a la educación de sus hijos, según se desprende de un informe elaborado en Estados Unidos por el Pew Research Center.

conciliar_trabajo_y_familiaEste estudio, que pertenece a una serie de estadísticas analizadas por esta institución especializada en tendencias sociales y completada con material de la oficina norteamericana del censo, evidencia que los hombres han triplicado el tiempo que pasan con sus niños desde 1965. Sin embargo, la diferencia entre sexos sigue siendo enorme, ya que ellas invierten el doble de horas.

La situación en España también debería mejorar, de acuerdo con la advertencia que en 2011 se formuló desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Un año después, el 70% de 400 directivas de distintas firmas encuestadas por la empresa de recursos humanos Adecco relegaba al país a la última posición en la clasificación continental en esta área.

Ya en 2013, organismos como la Eurocámara o la misma OCDE insistían en que, por culpa de los recortes aplicados para combatir la crisis, los avances conseguidos durante décadas corren un riesgo serio. No en vano el 36% de los españoles cree que la denominada política de austeridad dificultan la conciliación.

Las tareas domésticas se distribuyen de un modo más equilibrado en Estados Unidos cuando ambos progenitores trabajan. Así, las madres dedican a esta actividad una media de 59 horas semanales, frente a las 58 de sus compañeros. En cualquier caso, los sondeos revelan que un tercio de los adultos, tanto hombres como mujeres, continúan pensando que lo idóneo es que las madres permanezcan en el hogar con los menores.

Los técnicos que están llevando a cabo esta investigación en Norteamérica, con múltiples aspectos extrapolables a otros países occidentales, entrevistaron a más de 124.000 personas entre 2003 y 2011. En la oleada más reciente, la de 2012, recabaron la opinión de 2.500 participantes más.

Fuente: La Vanguardia

La Mediación

Dada la confusión, más frecuente de lo que los profesionales queremos creer, que presentan muchas personas, incluso empleadas en áreas de recursos humanos, entre los términos mediación, conciliación o arbitraje, hoy expondré una breve explicación diferenciadora de estos términos en base a la definición más generalmente aceptada (Simmel,1961), conforme a la cual la mediación en términos absolutos tiene tres funciones esenciales: la conciliación, la mediacion y el arbitraje. La conciliacion es la función catalizadora , la menos activa de la tercera parte o tercer actor. Consiste en juntar a las partes facilitando las relaciones y la recuperación de la comunicación en el marco de un ambiente propicio que permita alcanzar el acuerdo. La mediación supone ya un papel más activo de la tercera parte o actor, de modo que puede intervenir en las discusiones, hacer sugerencia o propuestas e incluso formular recomendaciones orientadas hacia un  posible acuerdo. No obstante, no siempore es fácil distinguir estas dos funciones, que en términos prácticos es muy parecida. El arbitraje es una función mucho más clara. el arbitraje implica una responsabilidad y una autoridad para tomar decisiones vinculantes para las partes en conflicto. El arbitraje interviene cuando las partes no llegan a  un acuerdo; mientras que el mediador no tiene esa función (son las partes las que tienen el poder de decisión). El mediador  representa una figura de consejero, que sugiere soluciones y está al servicio de las partes.