Características de un workalcoholic o adicto al trabajo

Los adictos al trabajo o workalcoholic —término que nace en EE.UU. a raíz de los años ochenta cuando aparecen los yupies—. El término “alcohólicos” se asemeja y contagia su significado a estos otros adictos. Los adictos al trabajo son los que escapan de su lado afectivo y transforman su trabajo en su casa.

Corbata_cuerdaYo conozco a 4 o 5 y no me gustaría parecerme a ellos, pero para que todos sepamos si estamos bajo esta denominación, os dejo 10 características de los adictos al trabajo o workalcoholic. Son estas:
1. Es un profesional muy perfeccionista, con ambición y afán de éxito, individualista, con grandes dificultades para trabajar en equipo. 35-40 años, hombre, clase media-alta, suelen ser empresarios y directivos, abundan los abogados, médicos, economistas.
2. No existe un adicto a una sola adicción, suele tener varias: cigarrillos, cafeína. Es común que esté asociada a la imposibilidad de decir “no”, al hecho de complacer a otros o de lograr el éxito.
3. La negación es una constante. Todas las adicciones se basan en una negación, pero esta negación es más compleja porque trabajar está bien visto. Distorsionan la realidad.
4. Suelen tener una autoestima muy baja o excesivamente alta. No se aceptan como lo que realmente son, están haciendo esfuerzos imposibles para ir más lejos de lo que sus pies pueden llevarles. Están convencidos de que para ser aceptados han de ser siempre los mejores y por eso tratan de aumentar sus logros.
5. Incapacidad para relajarse, no desconectan nunca. Funcionan bien con la adrenalina muy alta. Tienen una larga lista de tareas que necesitan ser realizadas. Como el trabajo es su “gatillo” (se llama gatillo a las situaciones que desencadenan la conducta adictiva) siempre tienen el gatillo a mano y nuevas ocasiones para estimularse y segregar un chorro de adrenalina. Síntomas de abstinencia en vacaciones o fines de semana. Sensación de culpabilidad durante su tiempo de ocio.
6. Suele ir acompañada de depresión-ira.
7. Concretamente se señalan seis rasgos característicos:
– Interés obsesivo por conseguir objetivos.
– Deseo de competir.
– Necesidad de reconocimiento social.
– Propensión a acelerar la ejecución de cualquier tarea.
– Estado de alerta física y mental.
– Implicación aparente en múltiples actividades a plazo fijo.
8. Hay dos tipos claramente diferenciados:
a) El impositivo, trabajador ambicioso y luchador despiadado. Trabajador competitivo, necesidad de sentirse superior, trabajador culpabilizado, sobrecarga de trabajo como imperativo ético.
b) El inseguro: búsqueda continua y ansiosa de aprobación y autoestima. Trabajador aislado y solitario, con una relación profesional como sustituto de relación interpersonal.
9. Relaciones familiares y sociales muy debilitadas como consecuencia de que no hacen caso de la familia o de amigos.
Este artículo está extraído vía microsoft empresas

Consejos para superar la falta de atención consecuencia de la sobrecarga de trabajo

1-Fomente conexiones y reduzca el miedo: Entre más contacto existan entre las personas (conexiones) mayor es el apoyo y confianza que las personas perciben no sólo en el día a día, sino también cuando los tiempos son abrumadores.
En la organización por ejemplo, a veces tan sólo basta haberle contado a un buen compañero sobre nuestra preocupación por el plazo a vencer, para que recibamos de él ayuda directa o directa, para que nuestro jefe quite obstáculos del camino o delegue la función.  
2-Recuerde una vez más! los principios básicos de un cerebro sano: Ejercicio, buena dieta y sueño placentero que son cruciales ,y no cometa el mismo error de las personas que cada vez entran en las estadísticas de personas con déficit de atención, errores tales como:
-Dormir menos tiempo para poder hacer más,
-Comer ansiosamente frente al computador,
-Pasar las 8 horas sentado.
Mientras usted pasa sólo sentado, no estimula la producción de ciertas hormonas que el ejercicio sí y que son necesarias para un correcto funcionamiento cerebral (dopamina, epinefrina, noreoinefrina, endorfinas, etc), y no estamos hablando de que necesita ir al gimnasio sino que también le será beneficioso subir y bajar escaleras, caminar rápido, mover algunas cajas por su cuenta, etc.
3-Delegue las tareas en las que es lento: Quizá otras personas están aburridas por sus tareas monótonas y les hará muy bien aquellas tareas en las que usted es lento, entonces doble beneficio, la tarea se podría ejecutar en menor tiempo y usted ahora podrá enfocarse en lo primordial, aprender nuevas habilidades y permitirse mayor eficacia.
4-Si usted no lo hace, nadie lo hará por usted: las organizaciones hoy exigen más en menos tiempo, recompensan aquellas personas que no se niegan a la sobrecarga y que amplían sus horarios de trabajo y castigan indirectamente a los que dicen no.
Blas usted debe cuidarse y tomar sus deciciones por su salud, y esto no quiere decir que siempre deba ir en contra, ¿qué le parece si usted se convierte en un gestor de cambio? y propone incentivos tales como membresías a gimnasios, ayuda del grupo en obras benéficas, modificaciones en la jornada laboral, etc Sin quejarse de lo que no tiene (un buen jefe o buena empresa) sino USANDO lo que tiene (su capacidad de elegir su actitud).

Cuidado con los consejos sobre el Estrés en Internet

Como en casi todo, la cantidad de información sobre el manejo del estrés en general y del estrés laboral en particular que podemos encontrar en Internet puede resultar apabullante. Esto no sería especialmente significativo si no fuera porque es muy probable que mucha de esa información es inespecífica cuando no errónea. Es muy fácil encontrar personas que están sufriendo un problema de ansiedad y de estrés que están siguiendo consejos superficiales en el manejo de su problema proveniente de seudopsicólogos o modernos coach “legitimados” por un curso a distancia. Y consideramos consejos superficiales a aquellos que buscan afectar sólo las consecuencias del estrés, no así a lo que lo provoca, que es la raíz del problema y el espacio para su superación.

También es verdad que en Internet podemos encontrar aportaciones a propósito del estrés interesantes y bien orientadas, aquí les ofrezco algunos ejemplo de esta buena práctica. En cualquier caso, los problemas que nos ocasionan las situaciones de estrés resultan más asumibles y superables cuando contamos con la colaboración directa de un profesional perfectamente cualificado para abordar estos temas.

La información que nos aportar nuestro amigo Punset, suele ser acertada y divertida.

Tómese un minuto para relajarse.

Cómo escapar del perfeccionismo compulsivo

¿Qué es lo que más caracteriza a un perfeccionista? Sin lugar a dudas la enorme dificultad que presenta no sólo para acabar lo que empieza, sino para empezar algo. Por lo general esto se debe a dos razones principalmente, por un lado, la persona perfeccionista suele no considerarse preparada o con poca formación para abordar un determinado reto,  por otro no acaba nunca de sentir satisfacción con los resultados obtenidos.  El perfeccionismo llevado al extremo se convierte en un factor de vulnerabilidad  psicológica que suele acarrear importantes trastornos de ansiedad, trastornos de la alimentación y enfermedades psicosomáticas, que en el ámbito laboral hacen del individuo un trabajador ineficiente, ineficaz. No cabe ni que decir que esta actitud disfuncional genera mucho sufrimiento, un cansancio enorme y muchas conductas de evitación, como la del absentismo laboral.

La retahíla de pensamientos y sensaciones que vive un perfeccionista compulsivo puede ser parecida a la siguiente:

No me da tiempo
no voy a poder….
no quiero equivocarme
que pensaran…
me quedare solo….
no valgo….
y si estoy enfermo…
debería hacer esto…
me siento culpable…
como puede pasarme esto a mí…
como ha podido comportarse así conmigo…
no puedo vivir sin…
yo controlo…
tengo que controlarlo todo…
no soporto esto…

Para abordar este problema Peter Bregman nos ofrece algunas ideas prácticas de gran utilidad para afrontar por nosotros mismos este problema:

  1. No intentes hacer algo bien de una sólo vez. Limítate a seguir intentándolo. Los pequeños progresos permiten tener éxitos más a menudo.

  2. Haz lo que te parezca bien, no lo que les parezca bien a los demás. El secreto del trabajo bien es hacerlo a menudo.

  3. Escoge con inteligencia a tus amigos y a tus compañeros de trabajo a la hora de hacer algo, con el fin de evitar los celos, la inseguridad o la arrogancia que sólo nos proporcionan críticas inútiles.

Acoso Psicológico o Mobbing

El fenómeno Mobbing, acoso moral  y psicológico en el trabajo, raramente está caracterizado por la agresión física, sino más bien por otras formas de agresión más sofisticadas como el aislamiento social y / o físico de la víctima, falta de ética y respeto a su persona y manejo de la información relacionada con la victima con clara intención de perjudicarla. Se produce una estigmatización de la victima y exclusión, consiguiendo así aislarla de sus compañeros, de los recursos de la organización y de mejoras de su potencial laboral.
En este tipo de conflicto la víctima es sometida a un proceso de estigmatización sistemática y a una invasión de sus derechos civiles. Es decir, se trata sobre todo de la manipulación de lo simbólico, por parte del acosador, convirtiéndose por tanto en un ataque a la quinta esencia del hombre, lo social.