Características de un workalcoholic o adicto al trabajo

Los adictos al trabajo o workalcoholic —término que nace en EE.UU. a raíz de los años ochenta cuando aparecen los yupies—. El término “alcohólicos” se asemeja y contagia su significado a estos otros adictos. Los adictos al trabajo son los que escapan de su lado afectivo y transforman su trabajo en su casa.

Corbata_cuerdaYo conozco a 4 o 5 y no me gustaría parecerme a ellos, pero para que todos sepamos si estamos bajo esta denominación, os dejo 10 características de los adictos al trabajo o workalcoholic. Son estas:
1. Es un profesional muy perfeccionista, con ambición y afán de éxito, individualista, con grandes dificultades para trabajar en equipo. 35-40 años, hombre, clase media-alta, suelen ser empresarios y directivos, abundan los abogados, médicos, economistas.
2. No existe un adicto a una sola adicción, suele tener varias: cigarrillos, cafeína. Es común que esté asociada a la imposibilidad de decir “no”, al hecho de complacer a otros o de lograr el éxito.
3. La negación es una constante. Todas las adicciones se basan en una negación, pero esta negación es más compleja porque trabajar está bien visto. Distorsionan la realidad.
4. Suelen tener una autoestima muy baja o excesivamente alta. No se aceptan como lo que realmente son, están haciendo esfuerzos imposibles para ir más lejos de lo que sus pies pueden llevarles. Están convencidos de que para ser aceptados han de ser siempre los mejores y por eso tratan de aumentar sus logros.
5. Incapacidad para relajarse, no desconectan nunca. Funcionan bien con la adrenalina muy alta. Tienen una larga lista de tareas que necesitan ser realizadas. Como el trabajo es su “gatillo” (se llama gatillo a las situaciones que desencadenan la conducta adictiva) siempre tienen el gatillo a mano y nuevas ocasiones para estimularse y segregar un chorro de adrenalina. Síntomas de abstinencia en vacaciones o fines de semana. Sensación de culpabilidad durante su tiempo de ocio.
6. Suele ir acompañada de depresión-ira.
7. Concretamente se señalan seis rasgos característicos:
– Interés obsesivo por conseguir objetivos.
– Deseo de competir.
– Necesidad de reconocimiento social.
– Propensión a acelerar la ejecución de cualquier tarea.
– Estado de alerta física y mental.
– Implicación aparente en múltiples actividades a plazo fijo.
8. Hay dos tipos claramente diferenciados:
a) El impositivo, trabajador ambicioso y luchador despiadado. Trabajador competitivo, necesidad de sentirse superior, trabajador culpabilizado, sobrecarga de trabajo como imperativo ético.
b) El inseguro: búsqueda continua y ansiosa de aprobación y autoestima. Trabajador aislado y solitario, con una relación profesional como sustituto de relación interpersonal.
9. Relaciones familiares y sociales muy debilitadas como consecuencia de que no hacen caso de la familia o de amigos.
Este artículo está extraído vía microsoft empresas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s