Cómo conseguir un asesor o consultor empresarial

Como empresarios debemos aceptar que no lo sabemos todo, y que en ocasiones necesitamos recurrir a otras personas para que nos aconsejen o ayuden a hacer crecer nuestro negocio o resolver algún problema del cual no encontramos solución.

En estos casos, podemos optar con recurrir a amigos o conocidos que posean el conocimiento y la experiencia necesaria, y que estén dispuestos a ayudarnos; pero cuando no conocemos a nadie que cumpla con estos requisitos, se hace necesario recurrir a los servicios de un asesor o consultor empresarial

Veamos a continuación cuáles son los pasos necesarios para conseguir un asesor o consultor empresarial:

1. Determinar la necesidad de asesoría o consultoría

El primer paso consiste en determinar la necesidad de asesoría o consultoría, es decir, determinar la razón por la cual vamos a necesitar los servicios de un asesor o consultor empresarial.

Algunos de los casos en donde podríamos necesitar a un asesor o consultor podrían ser: cuando necesitamos a alguien que nos asesore, oriente, aconseje o ayude a iniciar un nuevo negocio, incursionar en un nuevo mercado, mejorar la eficiencia de nuestros procesos, aumentar las ventas de nuestro negocio, etc.

2. Buscar asesores o consultores

Una vez que hemos determinado la necesidad de asesoría o consultoría, pasamos a buscar asesores o consultores empresariales.

Algunas de las fuentes a las que podríamos acudir para buscar un asesor o consultor son: otros empresarios que nos puedan recomendar a alguno, organismos dedicados a apoyar a las empresas tales como las cámaras de comercio, diarios, revistas y publicaciones empresariales, Internet (buscadores, sitios de anuncios clasificados, directorios y foros), las páginas amarillas, etc.

3. Seleccionar un asesor o consultor

Una vez que hemos buscado asesores o consultores empresariales, pasamos a evaluarlos y luego a seleccionar al asesor o consultor con el que vamos a trabajar.

Algunos de los factores o criterios que podríamos tomar en cuenta al momento de evaluar y seleccionar un asesor o consultor son:

  • su especialidad: el área en la que se especializa.

  • su formación académica: sus estudios, sus títulos, sus diplomas.

  • su experiencia: su experiencia en asesorías o consultorías similares a las que necesitamos.

  • sus clientes: las empresas a las que les ha brindado o les brinda sus servicios.

  • sus referencias: la opinión que tienen sus clientes acerca de sus servicios.

  • su reputación o imagen: el reconocimiento que tiene de asociaciones o círculos profesionales o empresariales.

  • su competencia o capacidad: el grado de entendimiento que tiene del problema, el nivel de conocimiento que tiene del tema, su equipo de trabajo.

  • su grado de compromiso: el grado de interés que tiene por comprender el problema y por ayudarnos.

  • su honestidad: la confianza que nos inspira.

  • el costo de sus servicios: sus honorarios.

Para obtener información de algunos de estos factores, podríamos solicitarle una entrevista previa a su contratación. Mientras mayor sea el grado de dificultad del problema, mayor tiempo debemos tomarnos en este proceso de evaluación y selección.

4. Contratar un asesor o consultor

Una vez que hemos seleccionado al asesor o consultor empresarial con el que vamos a trabajar, procedemos a su contratación.

Algunos de los elementos que deberían incluirse en el contrato son: las partes involucradas, el tipo de asesoría, el costo del servicio, el tiempo que durará el servicio, el cronograma de trabajo, las áreas de trabajo, y los recursos que se utilizarán.

5. Colaborar con el asesor o consultor

Una vez que hemos contratado al asesor o consultor empresarial, procedemos a colaborar con él para que pueda realizar su trabajo de la mejor manera.

Algunas de las cosas que podríamos hacer para colaborar con él y así facilitarle su trabajo son: ayudarlo a definir claramente el problema, brindarle la información que necesite, hacer aquello que nos solicite, y hablar con nuestros trabajadores para que también colaboren.

6. Poner en práctica los consejos recomendados por el asesor o consultor

Finalmente, una vez que hemos colaborado con el asesor o consultor empresarial, procedemos a poner en práctica los consejos que nos haya brindado.

El asesor o consultor podría decirnos qué acciones debemos realizar, qué medidas debemos tomar, qué estrategias debemos aplicar; pero en el caso del consultor, además de aconsejarnos, lo usual es que también nos ayude directamente a poner en práctica sus consejos.

Fuente:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s