EnergiZar! a los empleados

Antes de 1954 los expertos decían que era humanamente imposible correr una milla (1,6 km)en 4 minutos y nadie lo había hecho; curiosamentedespués de que en 1954 Roger Bannister lograraun tiempo de 3:59:4 minutos las cosas cambiaron,y en los años siguientes docenas de atletas también lo lograron.

¿Qué pasó?

¿Acaso cambio la genética humana después de Roger Bannister?
Pues no, lo diferente fue que ahora sabían que sí podían lograrlo.
Esto aplica a la empresa en la manera que los líderes crean expectativas de su personal, lo que en psicologíase conoce como el efecto Pigmaleón, así que para obtener lo mejor de la gente usted debe tratarlos como tal, con la misma fe que tiene un padre con su bebé de que logrará caminar; cuide sus expectativas de sus subordinados, si ya tiene a uno o dos como “los vagabundos” o los “perezosos” ese es el límite que usted mismo les está demarcando.
¿La técnica? Base sus expectativas en las virtudes de las personas y tendrá  “atletas” superando las marcas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s